viernes, 2 de septiembre de 2016

RESEÑA: Medio Rey y la Saga del Mar Quebrado

Me encanta Joe Abercrombie. No es ningún secreto que el británico es uno de mis escritores actuales favoritos. Devoré su saga de La Primera Ley y novelas independientes del mismo universo (las cuales tendré que reseñar algún día) en tiempo récord, quedando maravillado por sus personajes cínicos y estilo realista, sucio, desmitificador y sangriento.
Y, viendo que no tendríamos su recopilación de relatos Filos Mortales hasta otoño, decidí acercarme, no sin cierto recelo, a su otra saga "juvenil" que, según tenía entendido, versaba sobre vikingos y norteños. 
Realmente no sabía lo que me iba a encontrar, había leído todo tipo de críticas. Algunas alababan a Abercrombie por haber sido capaz de condensar su estilo de escritura y hacerlo disfrutable por adolescentes, otros le criticaban duramente por haberse vendido a lo juvenil.
Sea como fuere, acabé leyendo la trilogía en un par de semanas. Y aquí os traigo mis impresiones.
Hablaré de la saga en general, pero intentaré no extenderme mucho más allá del argumento de Medio Rey, el primer volumen (y sin spoilers, por supuesto).
Comencemos.

Trilogía del Mar Quebrado

"Los sabios esperan su momento, pero nunca lo dejan pasar."

Medio Rey


Yarvi es un joven enclenque y asustadizo, con una malformación en su mano que le impide luchar. Y esto, si vives en una fría sociedad de brutales guerreros, es bastante deshonroso. Más todavía cuando eres el hijo del rey.
Así que a nuestro tullido protagonista no le ha quedado otra que prepararse para ingresar en la orden de los clérigos, un grupo de sabios religiosos que habitualmente ejercen de consejeros de los soberanos.
Y lo habría conseguido de no haber sido porque, la noche antes de partir a la prueba para entrar en la clerecía, su padre y su hermano mayor son asesinados.
De esta manera, Yarvi es nombrado rey, pero no tardará en ser despreciado y traicionado, acabando muy lejos de su hogar y de su trono.
Empieza aquí una historia de penurias, aventuras y venganzas, donde Abercrombie no se corta demasiado pese a dirigirse a un público más joven. Pero hablaremos de eso más adelante.


El mundo del Mar Quebrado


"Los cuervos picoteaban, volaban en círculos y graznaban, triunfadores. Suya era la victoria, más que de ningún otro. La Madre Guerra, Madre de Cuervos, aquella que reúne a los muertos y cierra en puño la mano abierta, bailaría aquel día mientras el Padre Paz lloraba con el rostro entre las manos. Allí, cerca de la borrosa frontera entre Vansterlandia y Gettlandia, el Padre Paz lloraba a menudo."

Medio Rey

Mapa del Mar Quebrado



Si bien el mundo de  La Primera Ley pecaba de difuso en ocasiones y poco profundizado en otras, Parece que Abercrombie ha intentado redimirse en esta nueva saga.  El Mar Quebrado es mucho más pequeño, abarcable, sencillo y se explora casi en su totalidad.

La historia de Yarvi comienza en Vansterlandia pero cruzará prácticamente todo el mapa, haciendo un recorrido por las distintas culturas y gentes de este frío mundo, cuya mayor ley es la del más fuerte y cuya respuesta suele ser el acero... aunque esto no excluye a ciertos personajes astutos que nos recuerdan que sólo media guerra se libra con espadas...

Así, a lo largo de la saga, nuestros protagonistas conocerán a los salvajes shendos, el Pueblo del Caballo, con fama de hoscos y sanguinarios. Visitarán las ricas sociedades sureñas, de clara inspiración árabe. Encontrarán las imponentes ruinas élficas, vestigios de una civilización mágica que se extinguió al desafiar a los dioses y cuyo trasfondo se irá conociendo a lo largo de la saga (a mi parecer de una forma magistral que se aleja de los estereotipos clásicos).
Se encontrarán con los gettlandeses, enemigos de Vansterlandia, (que en realidad no son muy diferentes), comandados por el temible Grom-gil-Gorm el Rompeespadas, al que según los augurios ningún hombre puede matar.

Me recuerda a alguien....

Cabe destacar que la religión cobra un papel muy importante en esta obra

Esto es algo que eché mucho en falta en La Primera Ley: Abercrombie apenas profundizaba en los dioses de los norteños o de la Unión: no sabías siquiera si tenían algún tipo de creencia. A veces se mencionaba un Dios, pero era algo pasajero y a lo que apenas se le daba importancia.

En el mar Quebrado, la mayoría de los pueblos adoran a unas entidades antagónicas: La Madre Guerra y el Padre Paz. Yarvi, como clérigo que intenta ser, debe intentar que los reyes sigan los pasos del sabio y benévolo Padre Paz, pero en ocasiones no quedará otra alternativa más que los caminos en llamas de la Madre Guerra.
Existen, además, toda una suerte de dioses menores que aportan veracidad y volumen a estas creencias. Aunque no es en absoluto original (no puedo evitar acordarme de los Dioses Antiguos de Canción de Hielo y Fuego) funciona a la perfección, casando con el comportamiento de las sociedades de la saga.

Un momento... ¿Abercrombie escribiendo para jóvenes?


"¡El acero es la respuesta!"

A los que no hayáis leído nada de Abercrombie, seguramente os choque esta pregunta. Pero cuando los seguidores de sus historias tuvimos las primeras noticias de que estaba escribiendo una saga juvenil, pensamos: ¿podrá el amo y señor de la fantasía Grimdark contener sus salpicones de sangre y humor negro de cara a un público más joven?
Y es que, tras páginas de torturas, mutilaciones, desmembramientos y norteños con múltiple personalidad (sí, lo siento, Logen) parecía algo casi imposible. ¿Pero lo ha conseguido? Pues, de hecho, sí. ¿Quiere decir esto que no hay sangre, desdicha o muerte en el Mar Quebrado? Ni mucho menos.


"Que el Padre Paz derrame lágrimas por los métodos; la Madre Guerra sonríe a los resultados."

Media Guerra


Veréis, aquí Abercrombie hace una evolución gradual. Si bien el primer libro empieza de forma bastante arquetípica (El joven soberano traicionado que busca venganza) pronto las desventuras de Yarvi adquieren un matiz bastante... crudo. Y aunque no llegan al nivel de oscuridad de La Primera Ley, hay escenas duras y realistas. Escenas que incluso a mí, acostumbrado (y hasta un poco tarado) por tanta barbarie literaria, me han hecho reflexionar bastante. 
Lo que vengo a decir es que... esta no es una saga juvenil al uso. El crudo mensaje anti-belicista aunque pesimista es el mismo que en obras anteriores del mismo autor, y va en aumento libro a libro.
Considero al Mar Quebrado como un punto de inflexión en las lecturas juveniles, esa obra que da una patada a las anteriores y despierta nuevas inquietudes en el lector en ciernes.

El formato de la saga


¡Inaudito! ¡Una trilogía de Abercrombie en la que los títulos de los libros tienen sentido!

Es imposible para los que hemos leído ambas sagas no comparar ésta con La Primera Ley.
Y es que el cinismo y oscuridad que caracterizó en un principio a Abercrombie siguen estando presentes. Se encuentran simplificados y no tan explícitos, pero no por ello menos tangibles.

Además, los elementos característicos siguen siendo los mismos. Mientras que en La Primera Ley el número de narradores iba en aumento libro a libro, aquí sigue una estructura más sencilla: Comienza con un único narrador, luego con dos y finalmente con tres. 
Ésto es una ventaja enorme por dos razones: Permite conocer diversos puntos de vista de un mismo suceso, personaje o facción, y ayuda a avanzar poco a poco al lector no experimentado. Esta graduación es algo que también apreciamos en la violencia, como ya hemos comentado: libro a libro se vuelve más palpable y cruenta, hasta llegar a batallas no mucho menos sangrientas que las de Los Héroes.
El arco argumental de las penurias de Yarvi por recuperar su trono no será el único de la saga, donde se entremezclarán todo tipo de historias, enemistades y alianzas que acaban proporcionando al lector una visión global del mundo y de las diversas motivaciones de los personajes.

Porque lo que caracterizaba La Primera Ley eran los personajes grises y realistas. Aquí, por supuesto, también los hay. No al nivel de Bayaz, Logen o Glokta (aunque hay más de una similitud y más de dos entre ciertos individuos), pero igualmente carismáticos. 

Y, por muy juvenil que sea, Abercrombie se saca de la manga unas evoluciones de personajes que ya quisieran para sí muchos escritores de la mal llamada "literatura seria".

Personajes que en Medio Rey eran unos buenazos comprenden que la vida no es nada fácil y se oscurecen, acabando de forma completamente distinta en Media Guerra. Porque los buenos actos se hacen por el propio bien y los enemigos son el precio del éxito...

Toda una procesión de personajes realistas, grises, desmitificadores, ocurrentes y geniales.
"Todo héroe es el villano de alguien..."
En definitiva: una obra que puede ser leída por adolescentes y adultos, que trata al lector de forma inteligente y no dejará indiferente a nadie.
Muy recomendable para iniciarse en Abercrombie o conocer más a este autor.
Y con un ratio de frases geniales por página que rompe todos los récords.
Una prueba más de que lo "juvenil" no tiene que ser antónimo de calidad.



Como siempre, mil gracias por leerme y dedicarme algo de vuestro tiempo.
¡Prósperas lecturas! ^^






6 comentarios:

  1. Hola! Medio Rey fue lo primero que lei de Abercrombie, y la verdad es que me encantó. Lo devoré en dos días, y recuerdo leer la parte final de la novela con mucha, mucha fascinación. Fui una de mis novelas favoritas del 2015, de hecho :)
    Me falta por leer la tercera parte, pero seguro que no decepciona. A ver cuándo me pongo...
    Saludos!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Es una forma genial de empezar con Abercrombie. Y además, te queda lo mejor... Media Guerra es un libro genial, mi favorito de los tres sin dudarlo un instante. No te decepcionará, seguro.
      ¡Gracias por pasarte y comentar! ^^

      Eliminar
  2. Pues no podría estar más de acuerdo, sé que no soy imparcial porque Abercrombie me encanta, pero en esta trilogía no deja de ser él, los personajes que son su punto fuerte están presentes y son fabulosos, no tenemos a un Logen, pero tenemos a Espina.
    PD: lo del récord por las frases geniales es tan real, simplemente fabuloso.

    ResponderEliminar
  3. En el fondo no deja de ser una Primera Ley condensadita y agilizada, los mensajes finales son muy similares. Incluso los personajes se parecen: Yarvi tiene un poco de Bayaz, el portacopas de Grom (no recuerdo ahora el nombre) recuerda algo a Jezal en bárbaro, Nada se parece a veces al Sanguinario...
    Y lo de las frases es pura verdad, tengo guardadas decenas de citas en cada libro.
    ¡Mil gracias por leerlo y dejar el comentario! :´D

    ResponderEliminar
  4. Yo también me leí "Medio Rey" (el resto los tengo aparcados), y aunque me gustó, no tuvo ni punto de comparación con el enamoramiento fulminante que me despertó después "La Voz de las Espadas" y toda la trilogía de La Primera Ley y los spin-off de ésta (La Primera Ley tiene la culpa de que haya dejado aparcado El Mar Quebrado) xD

    En cualquier caso, es cierto que pese a ser novela juvenil y que eso se haya convertido en un sambenito (ganado a pulso por las editoriales y los escritores que tratan a los jóvenes como idiotas, todo hay que decirlo), el toque crudo que caracteriza a Abercrombie sigue estando ahí. El final de Medio Rey me gustó mucho y me sorprendió, aunque hay ciertas cosas que ya me olía.

    En fin, cuando me lea Tierras Rojas y La Mejor Venganza reanudaré El Mar Quebrado y a ver qué tal xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puestos a elegir yo también me quedo sin dudarlo con La Primera Ley. Medio Rey no deja de tener una serie de mensajes muy parecidos. Pero no deja de ser, como tú bien dices, una lectura de enorme calidad en este panorama juvenil tan alicaído :(
      Aunque ya verás al terminar "Media Guerra" como Abercrombie se ha guardado muchos ases en la manga con esta saga...
      ¡Y e va a encantar Tierras Rojas!
      Gracias por leer y comentar ^^

      Eliminar